Por los asaltos y los robos, en Villa Allende están alertas

Un matrimonio y tres pequeños niños estuvieron a merced de cuatro ladrones que, finalmente, fueron atrapados. Vecinos denuncian una seguidilla delictiva en la zona y preparan un “bocinazo”.

Un nuevo caso de inseguridad conocido en las últimas horas en la ciudad de Villa Allende incrementó el malhumor social en torno de esta problemática que se ha venido arrastrando desde hace tiempo.

Ante esto, según un mensaje que comenzó a viralizarse en las últimas horas, la “Comisión de Barrios Agrupados Villa Allende” convoca a una caravana para exigir mayor seguridad que se realizará el jueves de la semana que viene, a partir de las 19.

La idea, según reza el texto, “es realizar una caravana hasta la Policía de Villa Allende para exigir seguridad, pasando por la Municipalidad”. Partirán desde el polideportivo.

El miércoles a la noche, una familia de barrio Lomas Sur, próximo al shopping ubicado en la avenida Lucchese, fue víctima de cuatro ladrones que ingresaron en la vivienda y golpearon al dueño. En este caso, la oportuna acción de dos policías permitió detener a los delincuentes.

Todo sucedió cerca de las 21 en un domicilio de calle Filadelfia al 700, cuando los cuatro ladrones llegaron en dos motos, aprovecharon un descuido de los moradores para ingresar y rápidamente redujeron a un matrimonio y a sus tres pequeños hijos, según informaron fuentes policiales.

En el medio, los asaltantes golpearon en el rostro al dueño de casa.

Sin embargo, esta vez no alcanzaron a huir con impunidad, ya que justo a esa hora una patrulla que iba hacia otro domicilio del sector –por una denuncia de violencia familiar– se detuvo frente a esta casa, ya que advirtió que había dos motos estacionadas y una puerta abierta.

Ante esto, los uniformados se bajaron y cuando fueron a preguntar si dentro de la vivienda estaba todo bien, los atendió uno de los ladrones, que simuló ser el propietario.

No obstante, la mujer víctima del robo alcanzó a gritar, por lo que los agentes sacaron sus armas y detuvieron a los cuatro asaltantes. Uno de ellos, de sólo 15 años, estaba escondido debajo de una cama.

El 22 de agosto último, a pocas cuadras de calle Tampisco al 400, en barrio Lomas Este –una zona en la que, según relatan los propios vecinos, hace tiempo que se viene observando una alarmante seguidilla delictiva–, ladrones arrancaron las rejas de una casa e ingresaron para robar.

Según trascendió, este fue el tercer robo que sufre esta familia en pocos meses.

Asaltos con personas adentro y robos en domicilios sin moradores, además de arrebatos callejeros a cualquier hora del día, se acumulan en ese sector de Villa Allende, según denunciaron quienes viven allí.

Fue en medio de esta seguidilla que se conoció que, en realidad, esta problemática de inseguridad no estaba circunscripta sólo a esa parte de la ciudad, puesto que antes ya hubo otros casos similares en barrio San Alfonso, más cerca de la zona céntrica, y en la zona del Golf, próxima al polideportivo, entre otros sectores.

Edición Impresa
El texto original de este artículo fue publicado el 14/09/2018 en nuestra edición impresa. Ingrese a la edición pdf para leerlo igual que en el papel.