Mujer policía embarazada mató a un motochoro durante un asalto en Temperley

TEMPERLEY. El hecho ocurrió en calle Dinamarca al 3300, de esa localidad bonaerense. (Google Street View)

También hirió a un presunto cómplice. La uniformada salió en defensa de un joven de 18 años que había sido asaltado.

Una oficial de la Policía de la Ciudad embarazada mató a un motochoro e hirió a un presunto cómplice al salir en defensa de un joven de 18 años que había sido asaltado en el barrio San José, de la localidad bonaerense de Temperley, informaron hoy fuentes policiales.

El hecho ocurrió alrededor de las 23 de anoche en la calle Dinamarca al 3300 de la mencionada localidad del partido de Lomas de Zamora, en el sur del conurbano bonaerense.

Allí, una oficial primero de 28 años que presta servicio en la División Subterráneos de la Policía de la Ciudad, pero se encuentra de licencia por embarazo, caminaba vestida de civil rumbo a su domicilio junto a su cuñada cuando observó a pocos metros cómo dos delincuentes en moto asaltaban a un joven de 18 años.

Voceros policiales indicaron que la oficial se acercó, dio la voz de alto y se identificó como policía, pero uno de los asaltantes la apuntó con un arma de fuego.

La mujer policía efectuó al menos cinco disparos con su arma reglamentaria, una pistola 9 milímetros, tras lo cual uno de los asaltantes cayó muerto en el lugar, junto a la moto, y el otro huyó herido a la carrera.

Un móvil de la comisaría 6ª de Lomas de Zamora que concurría al lugar del hecho ante un llamado al 911, interceptó a 300 metros del sitio de los disparos a un joven que huía y rengueaba herido de bala.

Según las fuentes, el joven, identificado por la policía como Claudio Carlos Gómez (27), fue retenido por los propios vecinos de la zona que lo redujeron y le quitaron el arma que llevaba encima –y que no pudo ser recuperada–, tras lo cual lo entregaron a los efectivos del móvil policial.

El delincuente muerto aún no había podido ser identificado, pero se trata de un joven al que los médicos policiales que observaron el cadáver en la escena del hecho le vieron siete orificios de bala, sin precisar cuántos eran de entrada y cuántos de salida.

El presunto cómplice, Gómez, fue trasladado herido al hospital Gandulfo donde quedó detenido e internado, pero fuera de peligro, según las fuentes.

El joven de 18 años que había sido víctima del asalto, contó que los delincuentes lo habían amenazado con un arma y le habían robado una mochila, antes de la intervención de la oficial primero de la Policía de la Ciudad.

El caso es investigado por el fiscal Nicolás Espejo, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 7 de Lomas de Zamora, quien ordenó secuestrar el arma de la mujer policía para peritajes.

Comentá esta nota