Una ciudad debate que si funcionarios y concejales no son "full time", cobren la mitad

Municipalidad de Alta Gracia
Lo más importante
  • En Alta Gracia, el viceintendente planteó un proyecto en esa línea.
  • Propuso reducir un 50 por ciento la remuneración de quienes perciban ingresos por otro empleo o profesión.
  • La discusión podría abrir el debate en otras ciudades.

Los sueldos de los funcionarios suele ser motivo de controversias, acentuadas en tiempos de crisis y de ajustes de presupuestos oficiales. Las discusiones, sobre todo en los ámbitos municipales, suelen girar en torno a la comparación entre las remuneraciones de los cargos políticos y las que se pagan en otras actividades públicas o privadas, o las diferencias que se observan entre una ciudad y otra por similares cargos y, a veces también, en que, por ejemplo, todos los funcionarios y concejales cobran igual monto pero sin distinguir su dedicación horaria. 

En Alta Gracia, desde el propio municipio surgió una idea que busca innovar en esta materia.

Fue el viceintendente de esa ciudad, Juan Manuel Saieg, quien propuso que se aplique una reducción del 50 por ciento en las remuneraciones de aquellos concejales y funcionarios con cargos políticos en el municipio que tengan otro empleo y profesionales y perciban ingresos por ella. 

“La idea se viene analizando desde hace un tiempo, muchas veces lo estuvimos conversando y ahora se puede plasmar en un proyecto de ordenanza. En esta coyuntura económica es necesario optimizar los recursos del municipio. Vamos a buscar que salga un proyecto consensuado”, señaló Saieg al sitio Redacción Alta Gracia.

Sin que aparezcan proyectos, el tema lleva años de controversias en casi todas las ciudades: la diferencia de tiempo que le dedican quienes ejercen la función pública de modo full time, y los que la comparten con otro oficio o empleo. Del otro lado, un planteo que suele escucharse es el tradicional de que no siempre más tiempo representa más calidad o eficiencia en la tarea. 

El promotor del proyecto en Alta Gracia admite que habría detalles pendientes por analizar. Por ejemplo, cómo medir la carga horaria o la jornada laboral en esos casos. Pero el criterio básico sería que no cobren igual los que tienen en la función pública su actividad única, y los que la comparten con otra y reciben ingresos por eso.

En la misma ciudad, el debate se acentuó luego de que un edil opositor, Roberto Brunengo, solicitó no cobrar el aumento concedido por cláusula gatillo para toda la administración municipal, decidiendo que esa diferencia sea destinada a las guarderías municipales. Luego, aparecieron propuestas llegadas al Concejo Deliberante para que, incluso, se regrese al criterio de un siglo atrás cuando los ediles realizaban su tarea sin remuneración.

El debate, fundamentalmente sobre la dedicación parcial o total a la función pública, puede que se abra en más ciudades ahora.