¿Por qué los bebés se duermen en el auto?

Cuando viajamos en auto con bebés, es muy común notar que se duermen rápidamente al iniciar el recorrido, incluso si estaban muy inquietos o molestos.

El efecto adormecedor y tranquilizador que les produce el paseo en auto es tan infalible que varios padres lo utilizan para calmar a sus bebés.

¿Cuál es la razón de este comportamiento?

Al parecer, el vehículo en movimiento simula un ambiente parecido al del útero de la madre. Hay que tener en cuenta que el recién nacido pasó nueve meses de embarazo y necesita un lugar donde se sienta igual de cómodo, protegido y seguro.

El bebé se siente tranquilo y cómodo en el "huevito" dentro del auto. (Mundo Maipú)

El bebé se siente tranquilo y cómodo en el "huevito" dentro del auto. (Mundo Maipú)

En el auto en movimiento se crea una atmósfera especial para el bebé, ya que hay una temperatura cálida, hay moviemiento y existen ruidos de baja frecuencia, es decir, que lo retrotaen al lugar que experimentó durante sus primeros nueve meses.

El sonido dentro del útero proviene del corazón de la mamá, el flujo sanguíneo, los pulmones y el metabolismo en general. En consecuencia, el bebé se siente tranquilo y cómodo en el "huevito" dentro del auto, con algo de ruido constante y en movimiento.

Sin embargo, es importante saber que, durante los primeros meses de vida, las sillitas o “huevitos” no se deberían usar por más de una hora y media, debido a que los bebés no tienen la suficiente fuerza como para mantenerse sentados correctamente. Por esta razón, pasan más tiempo acostados y deben dormir boca arriba para evitar la llamada “muerte súbita”.

En el auto en movimiento se crea una atmósfera especial para el bebé. (Mundo Maipú)

En el auto en movimiento se crea una atmósfera especial para el bebé. (Mundo Maipú)

Sentarlos en el auto en una posición incorrecta o durante mucho tiempo podría provocar lo que se conoce como “asfixia postural”, debido a que su cuerpo se puede flexionar sobre sí mismo por la fuerza de gravedad y dificultar su capacidad de respiración.

Además de procurar que no pasen más tiempo del indicado, debemos asegurarnos de que queden sentados correctamente, es decir, con el arnés de sujeción adaptado al volumen del cuerpo del bebé de manera que sujete sus hombros pegados a la silla, para evitar que caigan hacia adelante. De igual modo, la cabeza debe quedar alineada con el cuerpo, no hacia adelante.

Fuente: / pureandsure.com.mx / www.bebesymas.com

En esta nota
Comentá esta nota