La ciudad de los dibujos animados

Avanza la restauración del inmueble donde funcionará el Polo de Animación, iniciativa conjunta con el Ministerio de Industria, Comercio y Minería. En noviembre se realizará un ciclo de proyecciones bajo las estrellas.

En una bella casona ubicada en Unquillo, un chalé de estilo colonial americano, avanza la obra de restauración y acondicionamiento que albergará el mayor estudio de animación del país, fruto de la ley 10.381 de Fomento y Promoción a la Industria Audiovisual de la Provincia de Córdoba.

El chalé fue construido en 1928 por un rico empresario porteño. Rómulo Forchieri y su familia pasaron en esta casa los rigores del verano rodeados por encantadoras vistas de las sierras cordobesas, pobladas de vegetación autóctona. La casa es grande y sus ambientes son amplios.

El ingreso está embellecido con jardines. Una pileta de natación y una plataforma para una banda de música evocan veranos esplendentes.

Trabajos de calidad

“La intención del Gobierno de la provincia es generar en Córdoba contenidos para todo el país y el exterior, en centros de producción descentralizados de la Capital provincial, de ahí la elección de esta maravillosa casa”, afirma Jorge Álvarez, vocal de la Agencia Córdoba Cultura.

“También estamos gestando otros centros de producción en San Francisco, en Villa María y en Río Cuarto”, agrega.

La residencia sede del Polo Audiovisual. (Agencia Córdoba Cultura)

La residencia sede del Polo Audiovisual. (Agencia Córdoba Cultura)

“La propuesta de instalar el Polo de Animación Audiovisual me pareció muy importante, ya que permitió restaurar esta hermosa casa, además de generar fuentes de trabajo y proyectar nuestra localidad al país y al mundo”, opina Jorge Fabrissin, Intendente municipal de Unquillo.

En un principio, 11 estudios de animación audiovisual van a funcionar en la casa de Villa Forchieri; algunos de ellos coproducen con empresas del exterior.

Además, existe la posibilidad de coproducir con el Incaa y los canales nacionales Encuentro y Paka Paka.

“La forma de trabajar de los productores, directores y técnicos cordobeses es muy valorada en Europa. Nuestros creativos son reconocidos en el exterior, solamente nos falta el reconocimiento de nosotros mismos, por eso el interés del Gobierno de Córdoba en alentar y apoyar a estos emprendedores”, subraya Jorge Álvarez.

Paulina Muratore, Alejandro Imondi, Ignacio Lillini, Guillermo Casas, Romina Svary y Juan Manuel Costa. (Agencia Córdoba Cultura)

Paulina Muratore, Alejandro Imondi, Ignacio Lillini, Guillermo Casas, Romina Svary y Juan Manuel Costa. (Agencia Córdoba Cultura)

Por su parte, Ramón Calderón, secretario de Obras Públicas de Unquillo, manifiesta el compromiso de la comunidad hacia el sitio donde funcionará el Polo de Animación: “Para nosotros es un honor poder recuperar esta hermosa casona que estuvo abandonada durante muchos años, y saber que aquí habrá gente trabajando”, recalca el funcionario.

En dibujos animados

En Unquillo vivió y trabajó Quirino Cristiani, caricaturista y director de animación, considerado como el precursor de los primeros largometrajes de animación del mundo. Su película El apóstol está considerada el primer largometraje de dibujos animados de la historia, proyectado el 9 de noviembre de 1917.

Guillermo Casas, Ignacio Lillini, Juan Manuel Costa, Alejandro Imondi, Paulina Muratore y Romina Savary. (Agencia Córdoba Cultura)

Guillermo Casas, Ignacio Lillini, Juan Manuel Costa, Alejandro Imondi, Paulina Muratore y Romina Savary. (Agencia Córdoba Cultura)

“Creo que la Provincia concreta un acto de justicia al elegir a Unquillo como sede del polo de animación, ya que aquí vivió Quirino Cristiani, inventor del sistema de los dibujos animados”, opina Jorge Fabrissin. “Para nosotros es un honor que se reconozca el valor que Cristiani tuvo en la cultura y en la industria de la animación”, agrega el intendente.

La Asociación de Productores

La Asociación de Productores de Animación nuclea al grupo de creativos que comenzará a trabajar en la casa. La organización está comprometida a forjar vínculos con las escuelas para mostrar de qué manera se construye una animación desde el guion hasta el producto final.

La asociación nace en el año 2011 a partir de la reunión de distintos estudios, que alcanzaron reconocimiento en distintos concursos nacionales e internacionales.

“Para los productores de animación de Córdoba es importante compartir un lugar que reúne toda nuestra actividad, porque organiza las etapas de producción y hace que estas se nutran entre sí”, afirma Ignacio Lillini, productor nucleado en APA.

Ramón Calderón, José Fabricin y Jorge Alvarez. (Agencia Córdoba Cultura)

Ramón Calderón, José Fabricin y Jorge Alvarez. (Agencia Córdoba Cultura)

“La animación es una industria que reúne profesionales de distintos sectores, como productores, artistas visuales, animadores y músicos; inclusive genera trabajo a otros servicios como catering y alojamiento”, señala Ignacio Lillini.

Los usos de la casona

Silvia Samper, vecina de Unquillo, hace un repaso de los usos que la casa tuvo a lo largo del tiempo. Cuenta que el personal de servicio llegaba a este lugar bastante antes, en noviembre y en diciembre, a fin de poner la vivienda en condiciones para recibir a los Forchieri.

Desde que el sitio pasó a formar parte del patrimonio municipal, allí funcionó una escuela, y luego un hospedaje para niños y personas de la tercera edad que vacacionaban en Unquillo. Más tarde albergó un centro de actividades recreativas, e incluso se alquiló para fiestas privadas, hasta que su destino fue echado a su suerte.

Silvia Samper valora: “La gestión conjunta entre la Municipalidad de Unquillo y el Gobierno de la Provincia posibilitará que la casa sea restaurada y utilizada por personas que hacen cosas maravillosas con su imaginación”.

Comentá esta nota